Secretario del Ayuntamiento Jesús Ávalos Plata amenaza a reporteras

Morelia, Michoacán. Las reporteras Rosamaría Sánchez y Karla Ayala, ambas encargadas de cubrir en sus respectivos medios de comunicación la información referente a la ciudad de Morelia, denunciaron actos de hostigamiento, maltrato y amenazas de parte del secretario del Ayuntamiento, Jesús Ávalos Plata.

En entrevista para Revolución TresPuntoCero Michoacán, las comunicadoras explicaron que el día jueves 25 de mayo ambas recibieron una llamada de parte del funcionario municipal, quien bajo la excusa de no estar conforme con una nota publicada por las periodistas se sintió con el derecho de gritar, intimidar y amenazarlas.

Todo inició cuando se publicaron dos notas periodísticas en las que se mostraban un documento que evidenciaba que el secretario del Ayuntamiento, Jesús Ávalos Plata, había sido beneficiado por la propia administración en la que labora para pagar un monto de únicamente mil 350 pesos, pese a adeudar seis años del impuesto predial, cantidad que se encuentra muy por debajo de lo que pagaría cualquier ciudadano moreliano.

Así lo evidenció en su nota Karla Ayala, pues la cifra de la deuda de Ávalos Plata es el monto que paga cualquier ciudadano por sólo un sexta parte del tiempo de la deuda del funcionario. Esta información generó la ira del secretario del Ayuntamiento, quien llamó al medio para el que labora la periodista para exigir que se desmintiera lo publicado.

“Le habló al dueño del medio de comunicación y le pidió el derecho de réplica, el dueño me habló para que le tomara la entrevista. El funcionario también me estuvo llamado insistentemente, pero en ese momento yo no le podía contestar porque estaba ocupada, le mandé por WhatsApp un mensaje de que le llamaría más tarde, tiene derecho y yo iba a acceder a hacerle la nota”.

Continúo: “Él estuvo insistiendo hasta que contesté y cuando lo hice su tono no era apropiado, estaba muy molesto queriéndome llamar la atención, me dijo que si él no se metía con mi familia por qué yo me metía con la suya, porque resulta, según lo que dice, que la propiedad es de sus hermanos y de él, pese a que en la nota yo no puse nada eso”.

Ante el cuestionamiento de si consideró lo señalado por el funcionario como una amenaza respondió, “en el momento no, porque estaba tratando de conciliar y de que se calmara, pero no entendía razones, nunca se calmó y de incompetente no me bajó, que no me cercioraba, que no estaba haciendo bien mi trabajo”.

Es de señalar que, el medio de comunicación se negó a publicar la nota de respuesta elaborada por la comunicadora y únicamente mostraron en su portal el documento de réplica del funcionario municipal, en el que niega el haber recibido algún beneficio y se señala un número de folio, de lo que se refiere es el pago del adeudo del predial.

Por su parte Rosamaría Sánchez, señaló que el funcionario la acusó por vía telefónica de “que la nota era falsa, tendenciosa, que manejaba una información errónea y que lo único que buscaba era afectar su ‘buena imagen’. Me dijo que yo no sabía leer un documento, pero no me lo dijo así como te lo estoy contando, me lo dijo a punta de gritos, yo guardé silencio y yo le dije que consignaba lo que me está diciendo”.

Nos obstante, las amenazas no quedaron ahí, pues el secretario de Ayuntamiento amenazó con hablarle a su director para buscarle problemas, dijo la reportera.

Ambas periodistas denunciaron que aunque en esta administración ya habían experimentado censura de parte del Ayuntamiento, desde donde se realizan llamadas para evitar que notas que les son incomodas salgan publicadas, nunca les había pasado una situación en la que un funcionario buscara amedrentarlas directamente.

“Sí me gustaría decir que me sentí vulnerable y en ese momento, cuando colgué, sí sentí temor, porque estoy sola y la forma como él me habló me hizo sentir, en el momento, que él tenía el poder para afectar el trabajo donde yo desempeño mi profesión y creí que no era justo, que me ha costado trabajo posicionarme para que alguien me trate de desacreditar de esa forma”, apuntó Ayala.

“Yo tengo tres décadas trabajando como jefa de Redacción, de Información o como reportera y esto nunca me había pasado. Es lamentable porque no es la primera administración que yo cubro y esta es la primera vez que ejercen una dinámica de censura, de cerrazón y maltrato”, añadió Sánchez.

Es de señalar que el día de hoy reporteros cuestionaron a Alfonso Martínez Alcázar, presidente municipal de Morelia, sobre si se abriría una investigación acerca lo denunciado por ambas comunicadoras, a lo que él se limitó a responder que desconocía que exigieran señalamientos en contra de un miembro de su Gabinete. Esto tras las indicaciones de su jefa de prensa, Miriam Alarcón, quien le ‘cuchichiaba’ por la espalda lo que debía responder.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *