Quinto Informe: castin, telepronter y ¡a escena!

Lo bueno cuenta
y queremos que siga contando:
México en paz; responsabilidad global;
educación de calidad; México incluyente y
México próspero.
Enrique Peña Nieto, Quinto Informe Presidencial.

Aunque los reflectores del Quinto Informe Presidencial del Presidente Enrique Peña Nieto fueron desplazados por el escándalo y la desbandada de legisladores y políticos a formar frentes (PAN, PRD y MC), o irse para el partido Morena, utilizando la posibilidad o certeza del pase automático del Procurador General de la República, Raúl Cervantes Andrade (Lord Ferrari), a Fiscal General de la República, bien vale la pena hacer un recuento y balance de por lo menos algunas de las muchas e imperdonables contradicciones.

En el horizonte de los cinco ejes del Quinto Informe, “México en Paz”, el primer eje, difunde como un gran logro el número telefónico 911 de Emergencias. La gran paradoja es que todo esto se da en el contexto del Gobierno Espía y el lapsus del Presidente (Rosario Herrera Guido, Revolución 3.0 Michoacán, junio 28, 2017), donde sale a flote que en medio de tantas carencias sí hay 80 millones de dólares para un software de origen israelí: Pegasus, que a través de la empresa italiana Hacking Team vende el software y capacita al Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN), para supuestamente aplicarse al crimen organizado y la seguridad nacional, pero que pronto se descubrió el pastel: la justificada inseguridad presidencial y hasta la paranoia gubernamental. Pero sobre lo que se llama la paz, pregúntenles a las mujeres del Colectivo El solecito de Veracruz, para saber lo que es tener que escavar con sus propias manos cientos de tumbas buscando a sus muertos. Pero ahora resulta que el cementerio que es todo México es resultado de delitos del fuero común, porque por decreto presidencial desapareció el crimen organizado en México.

“Responsabilidad Global”, el segundo eje, muestra su más destacada actuación: la firma del Acuerdo de París, para combatir el cambio climático y adaptarse a sus efectos, para evitar que el incremento de la temperatura promedio a nivel mundial rebase los 1.5 °C; la disminución en un 22% de la emisión de gases invernadero para 2030; la disminución en 51% de carbono negro; lograr una tasa cero de deforestación; establecimiento de sistemas de alerta temprana y gestión de riesgo. Pero pregúntenle al gran investigador Iván Restrepo, lo que realmente se está haciendo en México al respecto. Interroguen a los especialistas en riesgo. Miren los bosques incendiados por doquier para sembrar aguacates y berrys, sin que los gobiernos digan nada y hagan nada, sin importar el futuro. Que al cabo cuando llegue el 2030 ya ni el polvo le veremos al firmante, comprometido con todo lo que debe contar. Todo fuera como firmar y tomarse la foto, para el futuro en otra tierra.

“Educación de Calidad”, el tercer eje, pone como estandarte la reforma educativa, como resultado de una amplia consulta con las cúpulas magisteriales, empresariales y sindicales, para hacer una reforma administrativa y arrancarles la rectoría de la administración educativa a líderes corruptos incómodos, otrora socios consentidos, ahora competidores, a través de 200 foros estatales y 15 nacionales, para terminar preguntándoles a los maestros lo que ni habían estudiado, en exámenes elaborados por ignotos entes, que al cabo más sabe un burro preguntando que un sabio contestando; en cuarteles rodeados de policía y ejército, para mostrar el poder del “dialogo” y del Derecho de Estado, de facto, más no de Derecho. Una sonada “Reforma dizque heducativa” (como la llama Rius), que en tiempos electorales, como siempre, se suspende hasta después de las elecciones e incluso hasta la toma del poder por el que imponga el dinero y los acuerdos en lo oscurito, o hasta después del conflicto poselectoral del 2018.

“México Incluyente”, proyecta la Ciudad de las Mujeres como su más notable alcance en equidad de género y justicia. Pero se trata en realidad de un saludo con sombrero ajeno o de sacar conejos del sombrero, pues la senadora Iris Vianey Mendoza, ante el creciente número de mujeres viudas, huérfanas y errantes, violentadas en su dignidad sexual y patrimonial por grupos del crimen organizado, fuerzas policíacas y militares, y hasta del Estado, gestionó el Proyecto de Ciudad Mujer, el cual cuenta con el financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) desde 2014. Un proyecto amenazado, como ya es costumbre en México, por intrigas palaciegas, nepotismo, patrimonialismo, tráfico de influencias, partidismo, corrupción e impunidad.

El quinto Eje, “México Próspero”, se enorgullece del crecimiento del Salario Mínimo en 11.5 %, para este 2017, la mayor recuperación del poder adquisitivo en los últimos 41 años: 80.04 pesos diarios. Una estadística que ya es hasta una vergüenza mundial y que para colmo es un logro que convive en la galería de fotos del espectacular Quinto Informe de Gobierno con inversiones extranjeras billonarias de empresas aereoespaciales, petroleras, eólicas, automotrices, ganaderas, turísticas, mineras y aeroportuarias, además de obesos magnates que disfrutan del paraíso de inversión que les oferta “el gobierno de la prosperidad”, gracias a salarios de miseria que no va a ser abatida ni en dos décadas ni nunca, como vamos Señor Presidente. Primero reclama el esclavista y racista Donald Trump el aumento del salario mínimo en el marco del TLCAN, que “el presidente de los tres millones de empleos formales registrados en el IMSS”. Una galería de fotos del Quinto Informe en la que domina el Maquillado Registro Imaginario, el Demagógico Registro Simbólico Discursivo y el Censurado, casi Expulsado Registro de lo Real.

No cabe duda que en la recta final del sexenio, la Pomposa Ceremonia de Palacio Nacional, con 1500 invitados, ante la crema y nata de la Iglesia Católica, la Iniciativa Privada, los Líderes Sindicales Charros, los Legisladores Dóciles, las Fuerzas Militares Disciplinadas, los Medios de Comunicación Censurados, los Partidos Rémoras y Colaboracionistas Controlados, los resultados tenían que ser altamente positivos y sin sustancia, sólo para advertir al presente y al futuro político de México: “O están conmigo y mi proyecto de desarrollo o están con el pasado y el fracaso”.

Tal vez por todos los socavones que deja su administración en todos los rubros de la agenda económica, social y política, que sólo se ha sostenido del castin, el telepronter, los spots, las planas completas en la prensa y la escena, le es más que imperioso dejar a Raúl Cervantes Andrade (Lord Ferrari), o a otro títere comprable, como Fiscal General de la República.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *