ONU hace invitación al presidente Evo Morales a Viena para explicar lucha antidrogas

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) invitó al presidente Evo Morales a un encuentro en Viena para que exponga la lucha antidrogas que impulsa el Gobierno nacional en Bolivia.

“Hermanos y hermanas, aprovecho esta oportunidad para informarles que Naciones Unidas me invitó a Viena, Austria, para participar en una reunión sobre la lucha contra el narcotráfico y exponer nuestro modelo de lucha contra el narcotráfico”, manifestó Morales durante su discurso en el acto por el 82 aniversario de la Academia Nacional de Policía, en La Paz.

Se prevé que el 62 período de sesiones de la Comisión de Estupefacientes (CND) se celebre en Viena del 18 al 22 de marzo de 2019, precedido por la serie de sesiones a nivel ministerial, que tendrá lugar el 14 y 15 de marzo.

El Jefe de Estado señaló que se debe “repasar la historia” y mostrar “cómo está donde hay tantas bases militares en la lucha contra el narcotráfico y cómo está donde nos hemos liberado de las bases norteamericanas”.

“Saludo y respeto el esfuerzo de los excomandantes, comandantes en la lucha contra el narcotráfico; siempre se presentan algunos problemas, por supuesto, pero después de que nacionalizamos y regionalizamos la lucha contra el narcotráfico, nuestras políticas se convirtieron en un modelo”, expresó.

Además comentó que incluso autoridades de algunos países piden que se compartan estas experiencias con resultados frente a la mal llamada guerra contra las drogas que vienen de Estados Unidos con sus bases militares, con sus chantajes, con sus condicionamientos, (pero que) ha fracasado”.

De hecho, el 27 y 28 de febrero sesionó, por primera vez en la ciudad de Santa Cruz, la Asamblea Parlamentaria Euro-Latinoamericana (EuroLat), cuyos integrantes solicitaron al Gobierno nacional que explique el modelo de lucha contra las drogas y revalorización de la hoja de coca.

En la ocasión, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, detalló los cinco pilares del modelo boliviano: la soberanía y dignidad para la eliminación de cocales ilegales; concentración y control social; reconocimiento de los sindicatos de productores; recursos propios para aplicar nuevos modelos vinculados al desarrollo productivo, y el marco legislativo (Ley 906), que establece 22 mil hectáreas de coca a escala nacional, al contrario de la Ley 1008, que estipulaba coca cero en el territorio nacional; sin embargo, hasta antes de 2006 la realidad nacional indicaba que en el país había más de 56 mil hectáreas.

“Con el anterior modelo, que era impuesto e indigno porque los gobiernos de turno permitían la intromisión norteamericana, había 56 mil hectáreas (década de los 80), 45 mil en los años 90, pero hasta 2015 las tasas de reducción neta alcanzaron las 1.200 hectáreas por año y estamos seguros de que este año cerraremos con 24.500 hectáreas”, detalló.

De acuerdo con el Informe de Monitoreo de Cultivos de Coca, presentado en agosto de 2018 por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC, por su sigla en inglés), la superficie cultivada a diciembre de 2017 fue de 24.500 hectáreas.

En cambio, en Colombia, país que recibe cooperación del Gobierno de Estados Unidos, los cultivos ilícitos de coca aumentaron en un promedio de 347% entre 2013 y 2017, de esa manera llegaron a más de 200 mil hectáreas, según reconoció el propio presidente de ese país, Iván Duque.

Por último, la trascendencia tiene relación con que la Comisión de Estupefacientes (CND) es la reunión anual en Viena de todos los Estados miembros de la ONU para discutir y tomar decisiones sobre una amplia gama de cuestiones relacionadas con el sistema mundial de control de drogas.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *