El mensaje de Spider-Man 2

CÓMICSARIO

Volviendo al ahora alejado 2004, donde tal vez solo eras un niño o chance ya estabas medio ruco, se estrenó la secuela de la exitosa película de Sam Raimi Spider-Man, una película que se tiene que analizar con los ojos abiertos ya que tiene un excelente mensaje.

Spider-Man 2 es una película dirigida por Sam Raimi y protagonizada por Tobey Maguire estrenada en 2004.

El desaventurado Peter Parker ahora vive una vida independiente de la Tía May mientras trata de sobrevivir a una vida de estudios y de trabajos mal pagados además de lidiar con su vida de superhéroe y con sus problemas personales.

En la cinta vemos que a Parker no logra salirle nada bien generalmente por ser el hombre araña y cargar con la pesada carga que esto conlleva, vemos que trata de formalizar una relación con Mary Jane lo cual siempre se ve frustrado.

Nuestro protagonista como siempre tiene los problemas con los que muchos podemos identificarnos, tales como el no tener dinero, desamor, o el simple hecho de que no nos salgan bien las cosas que deseamos con todas nuestras fuerzas.

El reconocido científico Otto Octavius trabaja en un proyecto de energía autosustentable y renovable pero su experimento falla y esto hace que se convierta en el Doctor Octopus, debido a su experimento Otto conecta a su cuerpo tentáculos que están conectados a su cerebro para poder controlarlos mediante un microchip, después de que su proyecto falla el microchip se descompone lo que hace que los tentáculos controlen su cerebro y lo obliguen a robar y cometer actos criminales todo para volver a realizar el proyecto al que ha dedicado su vida.

Mary Jane se ve enamorada de Peter, pero este es algo tímido y nunca se atreve a decirle lo que siente por ella, así que la peliroja piensa casarse con el hijo de J.Jonah Jameson, aunque esta no este del todo segura de la decisión que podría arruinar su vida.

Peter toma la decisión de dejar de ser Spider-Man porque piensa que esto solo entorpece su vida, su vida toma otro rumbo distinto y empieza a mejorar, mientras deja la ciudad a merced de Octopus y de los criminales, pero al darse cuenta del símbolo que este es, decide volver a hacer lo correcto a pesar de que esto le cueste volver a su vida “mediocre”.

Y es ahí donde reside el mensaje de la cinta, en no ser egoísta y siempre hacer lo que es netamente correcto aunque esto te cueste un sacrificio o a lo que has dedicado toda tu vida, si esto perjudica a otras personas debes dejarlo, Peter se ve confundido toda la película pero sabe que un héroe se sacrifica por las demás personas y pone a los demás primero que a él aunque esto le cueste la vida, es el peso de ser un héroe, y es aquí donde la frase “un gran poder conlleva una gran responsabilidad” retumba con más fuerza.

Una de las mejores películas de super heroés y de las pocas que realmente tienen algo que decir.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *