Madres de la Plaza de Mayo rechazan "reconciliación" con represores de la dictadura

Las madres de Plaza de Mayo hicieron una “sentada” frente a la sede de la Conferencia Episcopal Argentina para rechazar el llamado a “reconciliación” que la cúpula de la Iglesia Católica impulsa entre víctimas y victimarios del terrorismo de Estado durante la última dictadura cívico- militar.

“Ni olvido ni perdón ni reconciliación, 1.000 años de prisión para los genocidas. La batalla callejera es la que te salva”, aseguró la líder de la asociación Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini.

Bonafini responsabilizó de ese llamado a la “reconciliación” a los obispos argentinos y relativizó la posibilidad de que detrás de esa convocatoria estuviera el papa Francisco. “Que esté al tanto del tema, sí. Que lo haya impulsado, no”, sostuvo Hebe que no descartó la posibilidad de comunicarse con el Vaticano para hablar sobre el tema con el propio Jorge Bergoglio.

“Se perdonan a ellos mismos ¿Cuánta jerarquía eclesiástica estuvo en los campos? Había obispos que bendecían cuando tiraban a nuestros hijos al mar”, cuestionó Bonafini.

La sentada frente al Episcopado fue decidida este miércoles 3 de mayo, luego de que se conociera el fallo de la Corte Suprema, que con la aplicación de la derogada ley del 2×1 benefició a un represor condenado por delitos de lesa humanidad, abriéndole la puerta así a casos similares que pidan reducción del cumplimiento efectivo de las penas.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *