Lamenta CNDH cerrazón para suspender ejecución de mexicano

La Jornada

El presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Luis Raúl González Pérez, lamentó la cerrazón de las autoridades de Texas para escuchar las voces que han demandado no ejecutar al mexicano Rubén Ramírez Cárdenas, programada para este miércoles.

Entrevistado tras participar en un seminario internacional sobre los derechos de la niñez en América Latina, el ombudsman nacional informó que en días pasados la instancia a su cargo envió una carta a las autoridades texanas, en la que se pedía que no se cumpliera la pena de muerte contra el connacional, por ser presuntamente asesino confeso de su prima.

La CNDH solicitó que se revisara el caso y se reconsiderara la pena de muerte, pero no prosperó debido “a la cerrazón que impera en éste y otros temas en los Estados Unidos hoy en día”.

“Reprochamos que todavía subsistan estas prácticas de la pena de muerte en el mundo. México, por fortuna, proscribió ya esa pena, y no puede regresar al país porque tenemos el principio de progresividad en el artículo primero (de la Constitución)”.

González Pérez lamentó que aún existan países donde la pena capital es vigente. “Está probado que la pena de muerte no resuelve los problemas de justicia y sí puede incurrir en injusticias, y es irreversible”.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *