La revolución antisexual: estadounidenses practican menos sexo y nadie sabe por qué

Los resultados de un nuevo estudio publicado en la revista Archives of Sexual Behavior señalan que entre 2010 y 2014 los ciudadanos estadounidenses practicaron sexo 16 veces menos por año que entre 2000 y 2004.

Además, el estudio en el que participaron más de 26.000 ciudadanos estadounidenses reveló que las parejas de facto y las casadas practicaron sexo entre 2010-2014 nueve veces menos que sus padres entre los años 1995-1999.

Este bajón en la actividad sexual parcialmente se debió al hecho que los ‘millennials’ y los representantes de la Generación Z, conocidos por no tener parejas estables, según explicó la autora del estudio y profesora de la Universidad Estatal de San Diego, Jean Twenge.

“Estos datos muestran un giro en términos de sexo y matrimonio que no había sido registrado durante las décadas previas. En los años 90 del siglo pasado, las personas casadas practicaban más sexo que las solteras. No obstante, en la mitad de los 2000 se produjeron varios cambios. La gente que nunca había estado casada empezó a tener más sexo”, declaró Twenge en un artículo para la revista de la Universidad Estatal de San Diego.

Actualmente, se estudian varias causas que pueden haber provocado este bajón en la actividad sexual.

Así, el terapeuta de Beverly Hills Fran Walfish vincula este declive con el uso de las redes sociales, mientras que la cadena británica BBC considera que el miedo al cambio climático puede ser una de las causas.

El único factor que no ha podido influir en la ausencia del deseo sexual en los adultos ha sido la pornografía. El estudio de Twenge descubrió que la gente aficionada al porno tiene relaciones sexuales regularmente.

Contradictoriamente, otro factor que podría haber causado este bajón, pero que no ha sido confirmado, es el relacionado con la calidad del trabajo actual. Según varios estudios, la gente que trabaja jornada completa practica más sexo que la que trabaja a tiempo parcial o la que está desempleada.

Cabe destacar que tendencias similares han sido descubiertas en los estudios realizados en el Reino Unido, Australia y Japón. Sus resultados sugieren que el declive sexual actualmente se está observando en varios países desarrollados.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *