Justicia en Argentina: Dictan cadena perpetua a represores de la ESMA

Por fin se hizo justicia, este miércoles el mayor juicio por delitos de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura militar (1976-1983) en Argentina llegó a su fin con la condena a prisión perpetua del excapitán de navío, Alfredo Astiz, un símbolo de la represión, y de 54 personas más.

Los crímenes juzgados ocurrieron en la exescuela de Mecánica de la Armada (ESMA), donde se albergaron a 5 mil detenidos, entre el golpe de Estado de 1976 y 1979,  el cual contó con la complicidad civil y empresarial para afirmarse en el poder.

Astiz, apodado el “Ángel de la muerte”, fue sentenciado por los delitos de secuestro, torturas, privación ilegítima de la libertad, homicidio y sustracción y ocultación de identidad de menores de edad.

La misma pena recibió el exjefe de inteligencia naval Jorge Eduardo Acosta, apodado “Tigre”, otro emblemático represor. Al igual que Astiz, ya cumple la misma condena por un juicio anterior.

Sobrevivientes, familiares de víctimas y militantes de organismos de derechos humanos celebraron el fallo contra Astiz mientras seguían la lectura del veredicto por una pantalla gigante ubicada afuera del edificio de tribunales.

Vamos a seguir más juntos que nunca exigiendo justicia y lo estamos logrando. No estaremos cuando llegue la última condena, pero la posta la tomarán estos jóvenes”, indicó señalando a los militantes que custodiaban a las veteranas dirigentes humanitarias.

La investigación judicial sobre lo ocurrido en este centro de torturas, que tomó impulso a partir de la derogación de las leyes de amnistía y de los indultos que protegían a los miembros de las Fuerzas Armadas hace más de una década, se tuvo que dividir debido a la cantidad de implicados y víctimas y la complejidad de los delitos.

La sentencia dictada corresponde al tercer juicio por lo ocurrido en la ESMA, que comenzó con 68 imputados en 2012, que se redujeron a 54 por muerte o razones de salud, y 789 víctimas, un hito en la historia judicial de Argentina.

El máximo responsable de la ESMA, el exjefe de la Armada, Emilio Massera, falleció en 2010.

Algunos de los imputados pertenecían al Grupo de Tareas 3.3.2 (GT332), y fueron dictadas las siguientes condenas a prisión:

– Perpetua para Alfredo Astiz, Mario Arrú, Juan Antonio Azic, Jorge “Tigre” Acosta, Randolfo Agusti Scacchi, Daniel Néstor Cuomo, Alejandro Domingo D’Agostino, Ricardo Miguel Cavallo, Rodolfo Cionchi, Hugo Enrique Damario, Francisco Armando Di Paola, Adolfo Miguel Donda, Miguel Ángel García Velasco, Pablo Eduardo García Velasco, Alberto Eduardo González, Orlando González, Rogelio Martinez Pizarro, Luis Ambrosio Navarro, Antonio Pernías, Claudio Orlando Pittana, Jorge Carlos Rádice, Francisco Lucio Rioja, Juan Carlos Rolón, Néstor Omar Savio, Hugo Sifredi, Carlos Guillermo Suárez Mason, Gonzalo Torres de Tolosa, Eugenio Vilardo y Ernesto Weber.

– 25 años para Juan Carlos Fotea.

– 24 años para Jorge Luis Magnacco.

– 20 años para Rubén Óscar Franco.

– 17 años para Eduardo Aroldo Otero.

– 16 años para Guillermo Pazos.

– 15 años para Carlos Octavio Capdevilla.

– 14 años para Víctor Roberto Olivera.

– 13 años para Juan Arturo Alomar.

– 12 años para Carlos Eduardo Daviou y Jorge Manuel Díaz Smith.

– 11 años para Héctor Francisco Polchi.

– Diez años para Daniel Humberto Baucero y Antonio Rosario Pereyra.

– Ocho años para Julio César Binotti, Paulino Oscar Altamira (ocho años y seis meses), Miguel Enrique Clements, Juan de Dios Daer, Mario Pablo Palet y Miguel Ángel Alberto Rodríguez.

Fueron absueltos de los cargos: Juan Alemann, Ricardo Jorge Lynch Jones, Roque Ángel Martello, Rubén Ricardo Ormello, Julio Alberto Poch y Emir Sisul Hess.

Con información de AP y Telesur.

 

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *