Inhabilitado tras perder extremidad en operativo; la SSP niega indemnización: expolicía

Morelia, Michoacán.- Iván Rdz, exelemento de la Policía Michoacán, afirma que siempre tuvo la convicción de ayudar a la ciudadanía a llevar una vida segura, por eso se sumó hace poco más de 3 años a las filas de la Secretaría de Seguridad Pública de Michoacán y fue enviado a las zonas más riesgosas de la entidad, sin embargo, hoy, el oficial retirado se siente defraudado por las autoridades michoacanas luego de que se le negara una indemnización tras perder una pierna durante un operativo policial.

En una silla de ruedas, apoyado de un aparato que le permitirá recuperar la movilidad de la pierna derecha que conserva, Iván cuenta que en 2014, proveniente del norte del país llegó a este estado para escoltar a los funcionarios que integraban la extinta Comisión para la Seguridad y el Desarrollo Integral de Michoacán; al término de ésta, desempeñó labores de inteligencia y análisis, finalmente, en el 2015 fue comisionado como policía preventivo en las zonas más violentas de la entidad.

Consciente de lo que podría ocurrir en cualquier operativo de seguridad, Iván analizaba la posibilidad de abandonar su cargo policial, pero su convicción lo mantuvo al pie del cañón. “Yo sabía que en algún momento la suerte se iba a acabar, no el amor a la labor, pero sí sabía que en algún momento me podían haber matado o desaparecido… pero estaba con la confianza de que si a mí me llegaba a pasar algo, mis hijos y mis padres iban a tener un respaldo“, comenta.

El día 6 de enero de 2017, Iván vivió la peor experiencia de su vida, cuando se enfrentó contra dos delincuentes fuertemente armados en la región Tierra Caliente del estado, zona donde las propias instituciones de seguridad y justicia han reconocido la presencia de células criminales que luchan por apoderarse del control territorial que anteriormente perteneció al cartel Los Caballeros Templarios.

“Era un patrullaje de rutina, vimos a un vehículo con dos personas con actitud sospechosa los cuales cuando nos vieron se pusieron nerviosos, les indicamos que hicieran alto a lo cual inmediatamente empiezan a agredirnos con armas automáticas, con cuernos de chivo. Yo iba en la parte de atrás de la camioneta y soy el primero al que hieren, lo único que hice fue tirarme en la caja y empezó la persecución. Se hace una segunda agresión, todavía mis compañeros y yo repelimos el ataque y matamos al agresor, a quien por culpa de él perdí mi pierna“, contó Iván.

Los primeros meses posteriores al incidente, Iván afirma haber recibido un trato adecuado por parte de la Secretaría de Seguridad Pública, dependencia que lo apoyó con hospedaje para sus familiares provenientes de otra entidad, sin embargo, a nueve meses del episodio violento ya no recibe asistencia, dice. Además, el recurso que le corresponde por concepto de indemnización aún no le es entregado, pues cuando ocurrió el ataque de los criminales, Iván no contaba con un seguro de vida tramitado por la SSP, refiere.

“La gente (de la Secretaría de Seguridad Pública) me decía que se me iba a dar todo el apoyo, hasta cierto tiempo sí estuvieron pendientes, después ya no. Siento que fue con la intención de que atrás no se viera esa cortinita, de que estaba el asunto de que en ese tiempo yo, y todos los elementos no contábamos con las pólizas de seguros de vida”, relata Iván, quien afirma, en mayo pasado un funcionario de la Secretaría de Finanzas le confirmó que la SSP tenía cerca de un año sin comprar seguros individuales para los elementos policiales por lo que él, no podría recibir una indemnización tras la pérdida de su extremidad.

Actualmente, Iván aún padece otras consecuencias en su salud derivado de las lesiones y recibe una pensión temporal (vigente por dos años) por incapacidad permanente de 15 mil pesos mensuales, aproximadamente, monto del que dependen sus cuatro hijos y eventualmente, apoya económicamente a sus padres.

“Quedé lastimado de mis intestinos, todavía padezco una secuela de una neuropatía de mi pierna derecha. Dentro de dos años me van a revaluar para ver si he tenido algún tipo de evolución, pero no, o sea mi pierna no me va a salir. Desgraciadamente también mi intestino tuvo una secuela, tengo dolores abajo del esternón, yo sé que todo va a ser diferente, lo que me dan de pensión a mí no es redituable por la labor que se hace allá afuera”, especificó Iván Rdz.

A Iván le fueron asignados dos funcionarios enlaces dentro de la SSP para continuar con su trámite: “Fueron promesas tontas, un enlace que está dando la cara por unos funcionarios que tienen en el olvido a la parte operativa. La petición es que cumplan con la entrega de mi seguro, que les den a firmar seguros de vida a mis compañeros porque sabiendo el índice de delincuencia cómo es posible que los traigan sin seguros de vida”, cuestionó el oficial pensionado temporalmente.

Sobre el caso de Iván, se solicitó información en la Secretaría de Seguridad Pública para dar a conocer la versión de dicha dependencia, sin embargo, hasta las 8:00 horas de hoy miércoles, no se obtuvo un informe que permita exponer la viabilidad del trámite o petición que solicita el expolicía estatal.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *