Foxismo, calderonismo y peñismo crecieron deuda interna 4.5 bdp

Morelia, Michoacán. Las tres últimas administraciones federales en México, son sinónimo de endeudamiento para nuestro país, a tal punto que la deuda interna durante el fosxismo, calderonismo y peñismo se incrementó en 4.5 billones de pesos.

Hace 17 años, el domingo dos de julio pero del año 2000, se efectuaron las elecciones presidenciales que darían como resultado la alternancia en la titularidad del Ejecutivo Federal, en esa ocasión con Vicente Fox Quezada.

Los gobiernos albiazules en el país junto con el del priista Enrique Peña Nieto, han heredado a México billonarios compromisos financieros vía deuda interna y externa, en tanto que el gasto público se ha disparado.

En el año 2000, la deuda interna del gobierno federal ascendía a 712 mil 46.7 millones de pesos, así la recibió Vicente Fox Quezada cuando asumió el poder.

La administración foxista disparó de manera exorbitante la deuda interna, ya que en 2006, su último año de gobierno, ésta ascendía a un billón 741 mil 407.6 millones de pesos, es decir, durante el mandato del guanajuatense ésta creció en más de un billón de pesos.

Luego vino el calderonismo que también hizo su aporte en el crecimiento de la deuda interna. Siguiendo los pasos de su antecesor albiazul, Felipe Calderón Hinojosa hizo que de 1.7 billones de pesos de deuda interna que había en 2006, ésta pasara a 3.8 billones de pesos en 2012, su último año de gobierno.

El peñismo no se ha quedado atrás, para el 2015 la administración de Enrique Peña Nieto ya sumaba una deuda interna por 5.2 billones de pesos, lo que hace prever que al final de su mandato el priista también haya duplicado el monto heredado por su antecesor.

Por lo que toca a la deuda externa, cuando Vicente Fox Quezada asumió la presidencia de la República en el año 2000 la deuda externa bruta del sector público federal por deudor directo ante el extranjero, tenía un saldo de 92 mil 289.5 millones de dólares que, al final de su sexenio en 2006 habían bajado para colocarse en 71 mil 674.5 millones de dólares.

La administración de Felipe Calderón Hinojosa se encargaría en disparar exorbitantemente el monto, pues en el último año del michoacano el monto ascendía a 116 mil 420.2 millones de dólares.

Con Enrique Peña Nieto, la cifra ya había subido en 2015 hasta 158 mil 952.7 millones de dólares.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *