El IMSS gastó un millón y medio en la renta de una camioneta para su director en 2018

ANIMAL POLÍTICO

En 2018, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) gastó 1 millón 560 mil pesos en el arrendamiento de una camioneta todo terreno 4×4, totalmente equipada, con capacidad para 7 personas y dotada además de uno de los blindajes más altos del mercado, la cual destinó para los traslados de su entonces director General, Tuffic Miguel Ortega, al trabajo.

El costo fue tres veces mayor al que la misma empresa que rentó la camioneta, Casanova Vallejo SA de CV, ofrece en su página por un vehículo idéntico, pero sin el referido blindaje.

Para conseguir este vehículo el IMSS adjudicó a principios de 2018 un contrato tras un proceso de invitación restringida a la compañía Casanova Vallejo SA de CV, la empresa que en los últimos años – y particularmente en el sexenio de Enrique Peña Nieto – ha sido la más favorecida en materia de renta de vehículos para el gobierno.

Para conseguir este vehículo el IMSS adjudicó a principios de 2018 un contrato tras un proceso de invitación restringida a la compañía Casanova Vallejo SA de CV, la empresa que en los últimos años – y particularmente en el sexenio de Enrique Peña Nieto – ha sido la más favorecida en materia de renta de vehículos para el gobierno.

De acuerdo con datos de Compranet, dicha compañía ha obtenido en contratos con el gobierno más de 13 mil millones de pesos. El 75% de esos recursos fue adjudicado de forma directa, sin procesos de licitación abierta ni competencia.

La camioneta que usó el director del IMSS en 2018 ya fue devuelta a Casanova Vallejo por la nueva administración que encabeza Germán Martínez, tras considerar que no se justificaba su gasto ni utilización dentro del instituto, y que existen otras prioridades de inversión dentro del mismo IMSS.

Este medio buscó a través de sus redes sociales y de su vocero a Tuffic Miguel Ortega con la finalidad de conocer su posición sobre la renta de esta camioneta así como el motivo por el cual era necesario blindarla. Hasta la fecha de publicación de esta nota no se ha recibido respuesta,

Todoterreno blindada… y con asistencia exprés

Animal Político tiene una copia del contrato número S7M1091 con el cual el IMSS adjudicó a Casanova Vallejo SA de CV el denominado “servicio integral de arrendamiento de transporte terrestre de vehículo blindado”. También se tuvo acceso a los anexos técnicos y financieros del mismo.

El contrato es por un monto de 1 millón 344 mil 827 pesos, que si se le agrega el IVA, asciende a 1 millón 560 mil pesos. La vigencia del mismo era del 1 de enero al 31 de diciembre de 2018 con posibilidad de renovarse para el siguiente año.

En el anexo técnico del contrato se establece que el vehículo requerido por el IMSS es una camioneta tipo “SUV”, como se le denomina a los vehículos utilitarios de carácter deportivo y todo terreno, con capacidad para 7 pasajeros, motor de alta potencia de seis cilindros, y blindaje de nivel “V”. Se pedía que dicha camioneta fuera modelo 2016 en adelante, y tuviera un recorrido menor a 25 mil kilómetros.

De acuerdo con dicho anexo el objetivo de este vehículo es contar con “un instrumento que permita salvaguardar la vida, la integridad y la seguridad del Director General del IMSS durante el desempeño de sus funciones”.

El sitio especializado blindajes.com.mx explica que un blindaje nivel “V” o 5 ha sido utilizado exitosamente en sitios de alto conflicto como Irak y Afganistán. Su capacidad de resistencia es adecuada para resistir el fuego de armas de poder considerable cono los rifles de asalto automáticos. Se detalla que se utiliza en México ante el riesgo de un ataque coordinado del crimen organizado.

Para atender los requerimientos del IMSS Casanova Vallejo SA de CV propuso una camioneta de la marca Chevrolet modelo Tahoe LTZ de tracción 4 x 4, la cual fue aceptada por el Instituto.

En el contrato no se establece que la empresa deba hacerse cargo del combustible del vehículo de seis cilindros, por lo que el mismo no está incluido.

Lo que sí se establece como parte del contrato es la obligación de la empresa de otorgar el mantenimiento operativo y correctivo completo al vehículo, así como la revisión y cambio de neumáticos las veces que sea necesario. En el anexo se establece que cuando la camioneta ingrese al taller para cambio de llantas o verificación, el vehículo debe estar listo en un plazo máximo de 8 horas.

Se establece como condición que cuando la camioneta presente la misma descompostura o falla en más de dos ocasiones esta deberá sustituirse por uno nuevo.

Además de eso y otros beneficios de cobertura, se definió como requisito que la empresa cuente con un “call center” que funcione a nivel nacional las 24 horas del día. Ello para atender cualquier solicitud de servicio o auxilio vial el cual debe ser proporcionado en el terreno en un plazo máximo de dos horas a partir de que se solicite telefónicamente.

Sobrecosto tras blindaje

De acuerdo con la página de la empresa Casanova Rent, propietaria del vehículo, el costo actual de la renta de una camioneta Tahoe es de 36 mil pesos mensuales que, al año, serían 432 mil pesos en total.

Dicha cantidad equivale apenas de la tercera parte de lo que en realidad pagó el IMSS a la misma compañía: 112 mil 68 pesos mensuales, que ascienden a 1 millón 344 mil pesos anuales (sin iva).

Este costo mayor puede obedecer, según se aprecia en los documentos a los que se tuvo acceso, al blindaje con el que además se tuvo que equipar al vehículo a petición del IMSS y que incluye protecciones en toda la carrocería y en aditamentos clave como la bomba de combustible.

Seguir leyendo en Animal Político

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *