El “Chapo”, podría pasar el resto de sus días en la peor prisión de EE.UU

Ubicada en una extensión de tierra en las arenas áridas y arenosas de las Montañas Rocosas del sur de Colorado, la prisión en la que Joaquín “El Chapo” Guzmán podría pasar el resto de sus días, es un lugar que ha sido descrito por aquellos que han estado allí como el “infierno en la tierra”.

Guzmán, de 61 años de edad, se fugó dos veces de prisión en México antes de ser finalmente recapturado y extraditado a Estados Unidos en 2017. Las condenas en su contra podrían sumar décadas de encierro para el artista de la fuga en una prisión de máxima seguridad elegida para frustrar cualquier posibilidad de uno de esos escapes que avergonzaron a su país natal. Su sentencia se conocerá el 25 de junio.

“El Chapo” podría pasar el resto de su vida en el penal ubicado en Florence, a 90 millas de Denver, conocido como “el Alcatraz de las Rocosas”, según la agencia de noticias Reuters. Esa prisión abrió en 1994 y alberga a 400 reos en unidades de control que funcionan como prisiones dentro de la prisión.

Los reos pasan así 23 de las 24 horas del día en celdas de confinamiento, solos y aislados por completo de cualquier persona y del mundo exterior.

En dicha prisión de máxima seguridad, a 160 kilómetros al sur de Denver, cerca de una antigua ciudad minera y ferroviaria, es donde residen los criminales más peligrosos del sistema penitenciario federal de los Estados Unidos.

Entre los presos confinados en esa prisión están Ramzi Yousef, responsable del atentado de 1993 contra el World Trade Center de New York; el terrorista del maratón de Boston, Dzhokhar Tsarnaev; Ted Kaczynski, apodado Unabomber; o el terrorista aéreo del zapato, Richard Reid.

“Es inhumana” declaró un ex prisionero que pasó seis años allí, entre 2008 y 2014, por su participación en motines carcelarios. “En Guantánamo estaban mejor que nosotros”, añadió desde el anonimato.

La Instalación Máxima Administrativa Penitenciaria de los Estados Unidos, conocida extraoficialmente como “ADX Florence” o “Supermax”, es la prisión más segura de los Estados Unidos.

Solo los condenados por los delitos más violentos (y con frecuencia de alto perfil) son enviados aquí, condenados a vivir sus días en régimen de aislamiento en las condiciones de seguridad más estrictas que se puedan imaginar.

El complejo en sí es una vista formidable: edificios de ladrillos cortos y sin ventanas, protegidos por imponentes alambradas y torres de vigilancia ocupadas por tiradores armados. El terreno desértico circundante es seco, sin árboles, rocoso e implacable.

El interior de la prisión no es menos agresivo, lleno de celdas aglomeradas con poca o sin luz natural y camas de losas de concreto. Esta situación extrema de seguridad de dicha prisión es por lo que medios estadounidenses le han puesto el mote de “Alcatraz de los Rockies”.

ADX Florence alberga a 410 de los delincuentes criminales más violentos de Estados Unidos, incluidos aquellos condenados por cometer delitos como el terrorismo y asesinatos múltiples.

El narcotraficante mexicano Joaquín “El Chapo” Guzmán fue declarado culpable este martes de todos los cargos en un juicio internacional de distribución de drogas en Nueva York.

El jurado lo condenó por los 10 cargos que probablemente lo pondrán tras las rejas por el resto de su vida. Su sentencia se conocerá el 25 de junio.

POR AP, TELEMUNDO, NOROESTE, SIN EMBARGO

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *