Cosas que debes entender de la infidelidad

La infidelidad es un comportamiento común entre hombres y mujeres pero no por ello menos dañino. Aunque muchos traten de justificar esta práctica diciendo que hoy en día las relaciones “libres” son más satisfactorias, no podemos negar que ese argumento no termina por convencernos.

Existen muchas preguntas y dudas alrededor de la infidelidad, especialmente las causas que impulsan a los adúlteros a tomar la decisión de serlo. Para los hombres decimos que es un lamentable rasgo masculino que parece inevitable, para las mujeres decimos que es una búsqueda alterna del cariño o la atención que no se está recibiendo en la pareja.

En fin, cada persona tiene su propia opinión de por qué se hace y cuánto afecta en la relación, pero lo que no podemos negar (ya seas hombre o mujer) es lo que la ciencia tiene que decir al respecto. Por eso te dejamos 5 cosas que debes entender de la infidelidad, ¡toma nota!

1.- Ellos buscan sexo y las mujeres contacto emocional

En cuanto a los motivos que impulsan a buscar una relación fuera de casa, la Universidad de Queensland desarrolló un estudio en el que se comprobó que hombres y mujeres tienen motivos muy diferentes para ser infieles y eso se refleja de igual manera en el índice de los engaños.

Mientras que los hombres lo hacen por seguir sus impulsos sexuales, las mujeres lo hacen porque necesitan el apoyo emocional que ya no tienen de su pareja y por ello es que una mujer puede llegar a enamorarse de su amante y extender la relación por años, mientras que en los hombres esto no es tan común y generalmente van por algo más casual.

En todo caso, se ha demostrado que cuando una mujer es infiel, el hombre lo resiente más cuando hay emociones de por medio y no solo sexo, en el caso de las mujeres es lo contrario, ellas se sienten más afectadas de saber que su pareja siente deseo por otras mujeres.

2.- Los hombres infieles siempre lo serán

¿Suena extremo? No lo es tanto, de hecho la ciencia lo respalda y sostiene que una vez que un individuo aprende a ser infiel y tiene éxito, muy probablemente lo volverá a hacer, simplemente porque pierde todo miedo y remordimiento moral.

3.- La infidelidad homosexual tiene diferente peso

En este respecto hombre y mujeres piensan completamente diferente, por las implicaciones sociales y culturales. En el caso de los hombres, ellos pueden sentir menos enfado de saber que su pareja les ha sido infiel con otra mujer, pues encuentran esto muy erótico.

Pero si la infidelidad la hizo con otro hombre (que es lo más común) esto provoca un verdadero disgusto.

En el caso de las mujeres es todo lo opuesto; por supuesto que una mujer siempre piensa que su esposo estará pensando en otras mujeres porque a fin de cuentas siente atracción por ellas, pero cuando se da el caso que la infidelidad es con otro hombre, simplemente es imperdonable. Existen muy pocos casos en los que la mujer perdona a su pareja si tuvo sexo con otro hombre.

4.- Los hombres sin dinero son más infieles

Según una investigación publicada en American Sociological Review, los hombres que son dependientes económicamente de sus parejas serán más infieles o más propensos a serlo, porque se sienten inferiores.

Por otro lado, el poder económico de las personas tiene gran influencia en este comportamiento, pues si el hombre es quien gana más y aporta más a la familia o pareja, se sienten con el derecho de ser infieles, por ello que un hombre que mantiene a su esposa será más probablemente infiel.

5.- La infidelidad es genética

Aunque muchos hombres lo usan como la excusa perfecta, lo cierto es que no todas las personas presentan este peculiar rasgo. Sin embargo se ha comprobado en diversos estudios que existen personas cuya genética los vuelve más propensos a tener más de una pareja.

Estos producen niveles más elevados de oxitocina y la vasopresina, hormonas relacionadas con el deseo sexual, por lo que su cuerpo siente mayor necesidad de estar con otras parejas.

No hay duda, al final cada persona toma la decisión que mejor le conviene y esto tiene que ver con sus creencias, moral, respeto y sentimientos por la otra persona.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *