Cambio de identidad de género ya por trámite administrativo y no por juicio; listo el dictamen

El dictamen que permitirá a las personas transexuales cambiar su identidad a través de un trámite administrativo y ya no de un juicio quedó listo este jueves, esto luego de que las comisiones de Justicia y Gobernación finiquitaran los trabajos de revisión.

Con esto Michoacán será el segundo en el país en permitir la reasignación de identidad de forma administrativa, tal y como ocurre ya en la Ciudad de México.

El dictamen reforma el artículo 117 del Código Familiar del Estado y se da a partir de una iniciativa presentada el pasado 24 de mayo por las diputadas Yarabí Ávila, Nalleli Pedraza y Eloísa Berber, a la cual en sesión de Pleno se sumaron Rosa María de la Torre, Belinda Iturbide, Xóchitl Ruíz, Ernesto Núñez, Roberto Maldonado, Roberto Carlos López, Manuel López Meléndez y Raúl Prieto Gómez.

En el dictamen los integrantes de las comisiones dictaminadoras toman en cuenta las resoluciones implícitas en tesis y jurisprudencia emitidas por la Suprema Justicia de la Nación las cuales tienen como finalidad “el pleno respeto del derecho al libre desarrollo de la personalidad, la cual implica necesariamente el reconocimiento a los derechos a la identidad personal, sexual y de género, pues a partir de éstos el individuo se proyecta frente a sí mismo y dentro de una sociedad, se concluye que la reasignación sexual que decida una persona transexual para adecuar su estado psicosocial a su físico y de ahí, vivir en el sexo con el que se identifica plenamente y ser reconocido como tal por los demás”.

Refieren que otra de las tesis señaladas por la Corte dice que “tratándose de la reasignación sexual de una persona transexual y, por tanto, de la adecuación de sus documentos de identidad, mediante la rectificación de su nombre y sexo, evidentemente se producen diversos efectos tanto en su vida privada como en sus relaciones con los demás, en las que innegablemente entran en juego los derechos de terceros, así como el orden público, como ocurre en aspectos como el matrimonio, sucesiones, relaciones laborales, servicio militar, filiación, actos contractuales, antecedentes penales, etcétera.

“Sin embargo, la protección a terceros y al orden público se garantiza a través de diversos mecanismos legales que no impliquen o permitan la lesión o el sacrificio de los derechos fundamentales de aquella persona, pues de lo contrario, se afectaría de manera total el núcleo esencial de sus derechos al libre desarrollo de la personalidad, a la identidad personal y sexual, a la salud -en su concepción integral- a la propia imagen, vida privada e intimidad y, por consiguiente, a su dignidad humana y no discriminación, en tanto que la plena identificación de su persona, a partir de la rectificación de su nombre y sexo es lo que le permitirá proyectarse, en todos los aspectos de su vida, como el ser que realmente es, reconociéndose así, legalmente, su existencia”.

De esta manera las comisiones modificarían la propuesta inicial con la intención de precisar con puntualidad el derecho a la identidad como un derecho humano.

Ahora el artículo 117 del Código Familiar establecerá que podrá solicitarse el registro y la expedición del acta en el caso del reconocimiento de cambio de identidad de género. Se deberá además hacer la anotación correspondiente en el acta primigenia.

El reconocimiento respectivo se llevará a cabo ante las instancias y las autoridades correspondientes del Registro Civil del Estado y en ningún caso será requisito acreditar intervención quirúrgica alguna, terapias u otro diagnostico o procedimiento para el reconocimiento de la identidad de género.

Los efectos de la nueva acta de nacimiento para identidad de género realizados, bajo ninguna circunstancia serán oponibles por terceros desde su registro.

Asimismo se agrega que para realizar el levantamiento de una nueva acta de nacimiento para el reconocimiento de identidad de género, el solicitante deberá cumplir y presentar como requisitos el formato expedido por el Registro Civil, debidamente completado; la copia certificada del acta de nacimiento primigenia para efecto de que se haga la reserva correspondiente; la credencial para votar en original para cotejo y copia simple; y comprobante de domicilio.

Los derechos y obligaciones contraídas con anterioridad al proceso administrativo para el reconocimiento de identidad de género y a la expedición de la nueva acta, no se modificarán ni se extinguen con la nueva identidad jurídica de la persona; incluidos los provenientes de las relaciones propias del derecho de familia en todos sus órdenes y grados, los que mantendrán sin modificación.

Finalmente se establece que el acta de nacimiento primigenia quedará reservada, no se publicará y solo se expedirá, a petición del registrado, de la investigación del delito o por disposición judicial.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *