A un año de tu muerte, hoy te recordamos comandante

Hace un año, una noticia impactó al mundo, la desaparición física del Comandante Fidel Castro, un hombre que cambió la historia de la segunda mitad del Siglo XX, un hombre que dotó de esperanza a millones de jóvenes en cada rincón del mundo, con su gallardía y haciéndole cara al imperialismo yanqui.

Fidel Castro, nacido en Birán, Cuba, en el año de 1926, luchó por su patria, sabía que podía perder la vida, no le importó, y estuvo más de dos años en la Sierra Maestra peleando por un mejor Cuba, lo consiguió el 1 de enero de 1959 junto a Camilo, Ernesto, Raúl y muchas más mujeres y hombres.

Su heroísmo inspiró a miles de hombres en todo el mundo. En toda Nuestra América, hubo quien quiso repetir lo hecho por el comandante el 26 de julio de 1953, quien creyó que la única opción para un mundo mejor era tomar las armas y luchar por él.

Fidel Castro, el hombre que nos dijo: “el deber de todo revolucionario es hacer la revolución”, mientras los gringos invadían bahía de Cochinos, y miles y miles de cubanos peleaban por la libertad que les había llegado tres años antes.

En más de 600 ocasiones los Estados Unidos trataron de asesinarlo, nunca pudieron, trataron de desprestigiarlo por medio del cine, de la televisión, de la presa, de la academia; al día de hoy no han podido acabar con el hombre, con el mito, con la leyenda, que liberó, como decía el ‘Che’ Guevara, al caimán verde.

Entre sus legados universales esta darle un valor real a las palabras, a partir del 1 de enero de 1959, las palabras dignidad, patria, revolución, liberación e imperialismo no tuvieron el mismo significado.

Hace un año la noticia de la muerte de Fidel sucumbió el mundo, fue una ida inesperada. Hombres y mujeres de cada rincón del mundo lloraron y lloran su partida, pero tratan de seguir su legado, ¿Cómo olvidar a ese “dictador” llevaba médicos a cada catástrofe que ocurría en el mundo?.

Dicen Los Chikos del Maíz, “Mamá, mamá, que hay de comer… y mamá ya no puede responder… esto no es Cuba joder, es occidente… donde el derecho a la vivienda es debajo de un puente.” Pésele a quien le pese, Cuba, sin ser un país industrializado tiene uno de los más altos estándares de desarrollo humano, no existe el analfabetismo, la salud es un derecho, y no un privilegio.

 

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *