A 30 años de Watchmen

Cómicsario

En el mes de octubre de 1987 se concluía la miniserie que cambiaría al mundo del cómic permanentemente.

Escrita por el icónico Alan Moore y dibujado por Dave Gibbons, Watchmen es una miniserie de 12 números publicada por DC comics entre 1986 y 1987.

Es una obra muy compleja para el circuito comercial de aquella época, una de esas obras que le daría una vuelta de tuerca a el cómic.

Su autor Alan Moore, un genio moderno, luchó por el respeto al autor, las grandes compañías no daban el suficiente respeto a sus autores, gracias a Alan se empezó a construir toda una industria “underground” apoyando a autores independientes que ahora son grandes eminencias como Neil Gaiman.

Watchmen es una obra maestra, desde una de las editoriales que vio nacer al superheróe moderno, el autor ejerce una fuerte crítica a esté, la deformación de una idea del héroe intocable, superior, llegando a la perfecto, dejando a un lado lo humano.

En la obra solo un personaje tiene poderes y este cambia completamente la manera de ver el mundo, tanto que casi gira en torno a él, un nuevo dios, el Doctor Manhattan.

Sin embargo todos los personajes se alejan de la perfección, la mayoría son inadaptados sociales o unos locos, sus acciones más que heroicas son altamente cuestionables.

¿Realmente existen héroes en este mundo? ¿Qué podemos considerar un acto bueno?

Llena de crítica social, la obra representa una sociedad podrida en medio de la guerra fría, refleja cómo podemos cometer actos horribles por un sentimiento estúpido de heroísmo o patriotismo ciego.

Tal vez todo en el mundo es un mal chiste.

Aunque es una obra muy compleja, no queda mucho que decir acerca de esta, se ha hablado tanto de ella, solo queda celebrar su aniversario, celebrar el pin con sangre que inició la investigación de Rorscharch y la metamorfosis de una industria.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *